Pizza Integral con tomates cherry, rúcula y mozarella fresca

#Pastas y arroces 09 junio 2020



Hoy os traigo una pizza ideal para comer después de una actividad física, ya que es rica en hidratos de carbono complejos procedentes de la harina integral que contribuirán a la recuperación muscular. También puede ser recomendada para el día anterior a practicar una actividad deportiva. Es muy saludable. 


Para esta pizza, vamos a hacer una  basé muy fina y así nos quedará muy crujiente y como vereís los ingredientes no tocan el horno, los pondremos en crudo (tomate cherry, rúcula, aceitunas negras, mozzarella fresca). Muy Mediterránea.


¿Sabías que la rúcula tiene un sabor picante  avellanado y  que es una fuente de magnesio? La rúcula nos ayuda a fortalecer nuestros huesos, mantiene el sistema inmunológico fuerte y mejora la salud muscular.


Algunos de vosotros me habeís preguntado en alguna ocasión el tema de las harinas, hoy utilizaré la harina integral  ¿Se puede poner la misma proporción de harina Blanca que de integral? No, no se pude remplazar la harina blanca por la misma cantidad de harina integral, ya que la integral pide más agua. Pero sí podemos ajustarla. Para una pizza las proporciones serian 200 gr de agua 400 gr de harina blanca , 150 gr de agua 300 gr de harina blanca, siempre el doble.


Ingredientes


100 g de agua


25 g de aceite de oliva virgen extra (y algo más para engrasar)


10 g de levadura prensada fresca


185 g de harina integral de trigo


½ cucharadita de sal


4 - 6 cucharadas de salsa de tomate


1 cucharadita de orégano seco


50 g de rúcula


8 - 10 aceitunas negras sin hueso


100 g de tomates cherry en mitades


150 g de mozzarellas mini


hojas de albahaca fresca troceadas


Preparación



  1. Engrase con aceite una bandeja para pizza (35-40 cm.).

  2. Ponga en el vaso el agua, el aceite y la levadura y caliente 30 seg/37°C/vel 2. 

  3. Incorpore la harina integral y la sal y mezcle 20 seg/vel 4. Retire la masa del vaso, forme una bola y reserve en la bandeja preparada cubierta con un bol (mínimo 30 minutos de tiempo de reposo de la masa).

  4. Precaliente el horno a 250°C.

  5. Con las manos, extienda la masa hasta cubrir la bandeja preparada. Cubra con la salsa de tomate y espolvoree con el orégano.


  6. Hornee durante 8-10 minutos (220°C).

  7. Retire la pizza del horno y distribuya encima las hojas de rúcula, las aceitunas, los tomates cherry y la mozarella. Espolvoree con la albahaca, riegue con el aceite de oliva y sirva.


Espero que os guste y os fascine tanto como nos ha fascinado a mi familia.


Si quieres verme cocinar en directo esta pizza pincha en el siguiente enlace: https://www.facebook.com/andres.vazquezmoyano/videos/10157738072533451